Militares explotaban ductos para robar combustibles con permiso de superioridad: revela exempleado de Seguridad

Por Agencias

Ciudad de México, 4 Mayo de 2019.- Iván Rivas, quien fue empleado de la Gerencia de Servicios de Seguridad Física de Pemex, reveló actos de corrupción que vivió durante sus 11 años de experiencia en el cargo.

En Oaxaca, militares participaron en el robo de combustible con el conocimiento de su coronel, mientras que en Sinaloa, las medidas para evitarlo no eran las adecuadas y las evidencias eran eliminadas, denunció Iván Rivas, quien fue empleado de la Gerencia de Servicios de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos (Pemex) durante 11 años.

En la Mesa de Análisis con la periodista Carmen Aristegui, narró que desde que fue contratado, en 2006, su trabajo consistía en vigilar los ductos y detectar tomas clandestinas. Recordó que en Salina Cruz, Oaxaca, junto a sus compañeros, localizó tomas de hasta 5 kilómetros de derivación, conectadas del ducto a contenedores de 5 mil litros por pieza.

Comentó que para combatir el robo de hidrocarburos debían contar con apoyos, como vehículos y personal que acompañara al patrullaje; sin embargo, éstos eran mínimos. “El incremento en el robo de combustible se basa en que personal de la gerencia en México, los que dirigen, los que están en la oficina, no se dan cuenta de lo que pasa en las brechas, nos empezaron a quitar apoyos. No teníamos camionetas, yo llegué a trabajar en una camioneta de ductos prestada de tres y media, viejita, ahí yo daba mi servicio de patrullaje”, abundó.

Recordó que una madrugada, tras realizar un patrullaje, acompañado por militares del 13 Regimiento de Caballería, de Ixtepec, Oaxaca, se dirigió hacia la refinería Antonio Dovali, pero en el transcurso, en una brecha llamada “El Igú” observó unas “rodadas” (marca de las llantas).

“Yo traía el mando de esa patrulla y a un compañero que se llama Víctor Manuel García, y a otro compañero en otra camioneta atrás. Cuando yo veo ese indicio, apuro a la camioneta que me seguía… Nos metemos hacia la brecha y empiezo a ver unas lámparas y me aventaron unos lamparazos como señas” que indicaban alto, agregó.

Al llegar, un teniente de apellido Valencia lo interceptó. “Estaba una pipa y un Mercedes-Benz del 13 Regimiento, con contenedores de mil, de 200, de 50 y de 20“. Rivas cuestionó al teniente, pero éste sólo le contestó que eran “órdenes superiores”.

News Reporter

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: