LOS DARKETOS: Caso de joven mujer descuartizada, horrendo crimen que conmovió a Querétaro en el 2000

Por Armando Guerra

Querétaro, Qro.- 22 de  febrero de 2018.- Ahora que se ha registrado un nuevo  caso de una mujer descuartizada en Querétaro, es menester recordar que en el año 2000, es decir desde hace 17 años,  no se había registrado otro caso similar como el que fue descubierto hoy en San Juan del Río donde una joven mujer de 17 años apareció ¡descuartizada¡-, no hay otra palabra para decirlo.

Como en el caso de San Juan del Río, la mañana del 7 de enero de 2000 en pleno centro de la ciudad de Querétaro, fue descubierto uno de los más espeluznantes y macabros crímenes que se hayan cometido en la historia de la criminalidad en Queretano, pues aquel día fue encontrado el cuerpo descuartizado de una joven mujer.

Extracto del Libro “Historia de la delincuencia en Querétaro” autor: Armando Guerra

“¡Esto es obra del diablo¡” exclamó el comandante de homicidios de Querétaro Jorge Velázquez Aguilar, entonces el investigador logró apreciar dentro de aquella bolsa negra, las extremidades del cuerpo de una mujer que más tarde sería identificada con el nombre de Blanca Erika Zamora Puga, la cual había sido cruelmente descuartizada.

Desde muy temprano, cuando no salía el sol, daban apenas las seis de la mañana, trabajadores del departamento de limpia del municipio, localizaron en la esquina de las céntricas calles de  Venustiano Carranza e Ignacio Altamirano, empaquetado el cuerpo destazado y mutilado de una persona del sexo femenino.

Aquel macabro hallazgo permitió conocer que el cuerpo de la joven, tenía desprendimiento de cabeza, de ambos antebrazos, así como el de las piernas desde las rodillas, en una sola palabra, aquella mujer había sido destazada.

La identificación de los pedazos de aquel cuerpo, vino a ser la pauta para  desenmascarar la madeja que puso al descubierto la existencia en la ciudad de una secta satánica llamada “Los Darketos”. Luego se supo que aquella banda satánica de Querétaro realizaba prácticas de sadomasoquismo, de perversión sexual, homosexualismo y lesbianismo.

Se fue conocimiento la historia, las investigaciones revelaron que aquellos miembros de la secta le habían organizado una “orgía”, tipo rito satánico, a la joven que destazaron, pues el principal objetivo era que a Blanca Erika le festejarían su cumpleaños,  en el que el mejor regalo  al final fue su muerte.

Como responsables de aquel horrendo crimen, fueron detenidos un grupo de jóvenes llamados “Los Darketos” entre los que se encontraban Enrique García Martínez “El Henry”, de 28 años, Bruce Hernández Guerrero de 22 años, Ramsés Emanuel González García de 18, Francisco Olvera Escobedo de 21 años y una joven mujer de nombre Totli Denith García Trejo de tan solo 18 años.

Al detallar la forma como decidieron asesinar y destazar a la joven Blanca Erika, los detenidos aseguraron que el día del crimen organizó un acto satánico en la calle República Mexicana No. 3 de la colonia Lomas del Cimatario al sur de la ciudad de Querétaro.

En ese lugar empezaron su rito satánico con tocamientos eróticos y sexuales, los cuales pasaron al desnudo, luego cuando la destazada quedó en ropa interior, vestida solo con medias, calzón y brassiere, comenzaron a drogarla.

De rodillas sobre un hule color negro, le pusieron una pesada cadena en el cuello y la comenzaron a amordazar con una cinta aislante colocándoles un pantalón alrededor de la boca y la nariz.

En un momento dado, Enrique García y Denith la empezaron a jalar de la cadena, la golpearon en la cara y cuerpo hasta que la víctima se desvaneció cayendo sobre el plástico, entonces supieron que la joven había muerto.

Según la autoridad, Enrique García y Denith , la empezaron procedieron a cortarle las extremidades, con un cúter, en esta macabra tarea se colocaron y utilizaron guantes de látex que llevaba consigo Denith.

Se dijo entonces, que Denith había hecho un pacto de sangre con Blanca Erika a quien le prometió amarla eternamente.

Una vez que se realizó la mutilación del cadáver, entre todos los jóvenes buscaron bolsas para guardar los pedazos de cuerpo junto con la cabeza.

Bajaron de la parte alta de la casa con las bolsas, las cuales las subieron a un vehículo que traía Francisco Olvera, se retiraron del lugar y comisionaron a Ramses para que manejara un viejo Wolkswagen, al llegar al centro de la ciudad dejaron tiradas las bolsas negras con el cuerpo descuartizado de la joven mujer.

Así terminó aquella horrendo crimen donde fue descuartizada una joven mujer, ahora se conoció de otro caso similar en San Juan del Río donde una joven de nombre Diana Jazmín Corona Durán originaria de El Coto, de 17 años de edad,  descuartizada, para robarle a su hijo que acababa de tener.

News Reporter

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: