Sicarios de Amado Carrillo avientan billetes desde una casa en Tequis, la gente del Barrio La Magdalena recuerda suceso

Extracto del Libro: “El Narco llegó a Querétaro”, autor: Armando Guerra

Tequisquiapan, Qro.- 27 marzo de 2019.- Era invierno de 1996, el grupo de sicarios al servicio del capo  Amado Carrillo Fuentes llamado “El Señor de los Cielos”, estaban felices por las fiestas de fin de año, de pronto ante el asombro de los habitantes del popular Barrio de La Magdalena, vieron como los narcos aventaban fajos de billetes a la gente desde el balcón de aquella soberbia residencia localizada aquí en Tequisquiapan a escasos metros del edificio de la Presidencia Municipal.

La lujosa propiedad decomisada, se localiza aún en la calle Francisco Márquez No. 40, en ese entonces en sus habitaciones se logro apreciar el abandono y los estragos del impresionante cateo y operativo que en aquel tiempo realizó la Policía Judicial Federal Antinarcóticos de la PGR.

Lugareños del Barrio de la Magdalena, mantienen fresca la memoria y aún recuerdan aquel sorprendente acontecimiento en el que tuvieron la suerte y la fortuna de ser testigos del día en que desde la ventana de aquella residencia, los narcos aventaron dinero en billetes de 500 y 200 pesos  a la gente que pasaba por la calle. Era el mejor regalo de Navidad que los narcos daban a los habitantes de aquel Barrio.

Meses después, a los narcos que habitaban aquella suntuosa casa, los tomó por sorpresa el operativo de la Federal, así fue como por muchos años permanecieron a la intemperie, el desorden dentro de esta casa, adema de las costosas botellas de vino que no terminaron de consumirse y que ya habían quedado servidas  y destapadas en la mesa principal del patio de la casa.

El área de Bienes Asegurados de la Procuraduría General de la Republica mantuvo por mucho tiempo abandonada la casa de Francisco Márquez No. 40, luego se supo que un supuesto funcionario de la Secretaria de Hacienda y Crédito Publico llegó a residir en esa casa incautada, aunque solo duró 3 meses porque después PGR la recuperó, después se conoció que aquel residente de la casa era un ex comandante de la federal que la habitò por poco tiempo, pues  estuvo aquí destacado en la Plaza Queretaro de la PGR, incluso llegó a construir algunos caballerizas dentro.

“Aquellos narcos eran mis vecinos, eran gente tranquila, casi nunca hacían escándalos, solo habitaban la casa dos o tres veces por año, recuerdo que en una ocasión llegaron a tocar ahí el grupo norteño nacional “Los Cadetes de Linares”, se encerraron ellos solo y nomas escuchábamos desde la calle  aquellas bonitas canciones norteñas” rememora Juan “N” uno de los más cercanos vecinos de aquellos narcos.

Un tiempo después, algunos gobernantes y líderes sociales entre los que se encontraba el actual alcalde José Antonio Mejía Lira intentaron  recuperar aquella propiedad para beneficio de la sociedad tequisquipense, pero la PGR y Hacienda no la quisieron liberar para hacer oficinas gubernamentales.

News Reporter

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: