Cónclave de narcos en Querétaro, la cumbre de Jurica, asisten 25 jefes de la droga y la mafia

Por Armando Guerra (extracto del libro “El narco llegó a Querétaro)

Querétaro, 26 de febrero de 2020.-A principios de los años  80as, el narcotraficante Juan José Esparragoza que ya venía operando en Querétaro, quiso poner orden entre las principales organizaciones del narcotráfico en México, para ello decidió que en una finca del entonces exclusivo fraccionamiento Jurica, fuera el lugar indicado para que se realizara aquí aquella cumbre y cónclave entre los más connotados narcotraficantes.

La magna reunión de narcos tuvo lugar en el mes de octubre de 1997, -según obra en archivos criminales-, el descubrimiento de este encuentro entre jefes de las drogas, se logró conocer cuando se catearon diez inmuebles de narcos en Querétaro, -propiedad del mayor de los dos hermanos Héctor Beltrán-.

A la fiesta  asistieron 25 narcos de los más “pesados” del país,  fue organizada por los hermanos Beltrán Leyva a petición del negociador y conciliador Juan José Esparragoza, entonces compartieron el pan y la sal después de muchos años de distanciamiento, “El Mayo Zambada” y Vicente Carrillo Fuentes.

Efectivamente, a aquella cumbre de narcos, tuvo que asistir Vicente Carrillo, el hermano y heredero del “Señor de los Cielos” que tenía dos meses de haber fallecido,  aunque pudo haber alcanzado en ser por última vez el ”enlace” para que aquel encuentro se diera en Querétaro, -pues recuérdese que Amado Carrillo ya había adquirido varias propiedades en Queretaro, principalmente en la colonia Colinas del Cimatario.

A partir de aquella reunión en Jurica, los apellidos Beltrán Levva quedaron  registrado en los archivos de la DEA y la PGR como dos de los más importantes y destacados operadores de Joaquín  “El Chapo” Guzmán.

News Reporter

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: