8 agosto, 2022

Muere José Mora asesino conocido de Pedro Escobedo, mató al “Sancudo” dueño del Bar Potrillo (Hoy La Envidia)

Por El Tiempo

Pedro Escobedo, Qro.- 19 marzo de 20220.- En torno a Don José Mora se tejieron diversas leyendas, la mas conocida de ellas, es que era un connotado asesino que siempre andaba armado hasta el final de su vida, la cual terminó hoy al fallecer víctima de una aguda enfermedad.

Originario de la comunidad de El Sauz, Don José se caracterizó por ser un hombre rudo y bragado, diversos mitos se escuchan en su pueblo, de que era un asesino serial, que no solamente había matado a balazos al famoso “Sancudo” un joven agresivo dueño del bar “Los Potrillos” que después se convertiría en el Bar “La Envida”.

Por aquella muerte de El Sancudo, Don José purgó una condena de casi 20 años, debido a su edad cuando cometió el crimen, 67 años, el Tribunal Superior de Justicia de Querétaro le otorgó prisión domiciliaria y le puso un brazalete que llevó por años en su cuerpo. Uno de sus hijos que es abogado logró que le dieran aquella prisión en su casa, donde cumplió su condena sentado en una silla de su patio.

En sus últimos días, por las escabrosas y polvorientas calles de El Sauz, caminaba ya cansado y cabizbajo, el viejo de Don José Mora, quienes le conocieron le tenían miedo  porque decían que siempre andaba armado con su 38 especial al cinto, pero hoy quedó ya en leyenda su paso por esta vida.

“Que dios lo perdone por haber sido un asesino, todos lo conocíamos aquí, tal vez ya traía viejas rencillas con El Zancudo, ya los dos murieron”,…pero aun queda el bar La Envidia, instalaciones que fueron el mudo testigo de aquellos sangrientos hechos ocurridos hace ya casi 30 años.

La muerte de Don José Mora en El Sauz fue todo un acontecimiento; al son de música de banda, con cabalgata y con charros que lo acompañaron hasta su última morada, una la larga fila de autos que circularon por la Carretera, una gran cantidad de gente  acompañó en su despedida a aquel hombre bragado, pero que dejó una estela de muerte aquí.

El cortejo fúnebre llegó hasta el Panteón de Pedro Escobedo donde ya los esperaban sus familiares, los hombres de a caballo y una banda que no terminó su trabajo porque uno de los caballos arrolló a uno de sus integrantes, entonces se habilitó de cantante a un acordeonista de apellido Arriaga de San Juan del Río… Así terminó la leyenda del famoso José Mora, conocido asesino de El Sancudo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido