25 junio, 2024

Matan a una mujer y la sepultan en obra donde trabajaba; detienen a 2 de sus compañeros albañiles

Por Agencias

Chimalhuacán, 26 de marzo.-  Con la promesa de sacar a sus hijos adelante y construir un hogar para ellos, Angélica María Magnolia Hernández Santiago, de 30 años de edad, se dirigió a un predio donde laboraba como albañil, en el municipio de Chimalhuacán, oriente del Estado de México. Sin embargo, nunca regresó.

El día de ayer, luego de cuatro días de búsqueda, se llevó a cabo el hallazgo de su cuerpo sin vida, durante la noche, cuando autoridades municipales confirmaron que los mismos agresores y compañeros de trabajo de Angélica la sepultaron el tal predio.

Hoy, entre cantos, flores, y música, lo que más disfrutaba, fue despedida por sus amigos, seres queridos, familiares y sus hijos.

MUJER “LUCHONA”

Pese a tener su propio negocio, Angélica María, también conocida como “Pollo”, aceptó el trabajo de albañil porque prometía hasta 3 mil 500 pesos a la semana, dinero que le ayudaría a dejar un patrimonio para sus hijos.

“Le ofrecieron ese trabajo, el patrón vino y le dijo que le daba empleo y que le iba a pagar un poquito más y pues ella estaba ahorrando porque le tocaba dar sus mensualidades de un terrenito que está pagando porque quería progresar y darle un patrimonio mejor a sus hijos”, confesó una de sus tías al medio Milenio.

Asimismo, revelaron que desde los ocho años, la mujer ya se acercaba con su padre, quien falleció hace cinco años, a trabajar en compañía de sus seis hermanas y cinco hermanos. Por ello, la comunidad los conocía como una familia trabajadora en las áreas de mecánica y albañilería.

“Ella era una mujer dedicada a sus hijos, de hecho le digo que ella se iba a trabajar y se los llevaba, era una persona que no tenía enemigos, muy alegre, trabajadora, luchona; le cortaron su vida cuando ella apenas empezaba, toda su vida trabajó”, dijo.

LOS HECHOS

El sábado 18 de marzo, María Magnolia se dirigió a la colonia Escalerillas, a unos 20 minutos de su casa, donde prestaba sus servicios de albañilería. Ese día, sólo iba a trabajar hasta las 14:00 horas, recibiría su pago, y volvería a casa, sin embargo, para las 17:00 horas, sus familiares ya no tenían ningún rastro de ella.

Su tía recordó que toda la familia comenzó la búsqueda, hasta entradas horas de la noche. Al día siguiente, la misma rutina, pero nada cambió. Para ese entonces, Angélica había sido privada de la vida en el predio donde trabajaba.

Allegados señalan que la mujer fue asfixiada con una bolsa de plástico y sepultada en una fosa de hasta 70 metros de profundidad, donde fue localizada por la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, luego de que dieran con un tramo del predio con tierra removida, levantando sospechas de las autoridades.

En el lugar, también fueron aprehendidos José “N”, de 42 años, también albañil, quien estaba “nervioso” con la presencia de los elementos de la Fiscalía, llegando a revelar que fueron tres hombres los que asesinaron a Angélica María.

Medios locales reiteran que el esposo de la víctima cuestionó a José “N”: “Llegué a preguntarle, el sábado en la tarde, que si no había visto a mi esposa y se veía medio sospechoso, medio raro. Según me dijo que mi esposa le había pedido chance porque iba a ver unas cosas”, apuntó.

“Vea cómo la dejaron, nosotros queremos justicia y que paguen con todo el peso de la ley, todo el peso de la ley, porque ellos no se tentaron el corazón para hacerle esto”, dijo la familia a Milenio.

En tanto, trascendió que hay dos órdenes de aprehensión; una contra el patrón de la joven, un ayudante, y un tercer involucrado, el cual se encontraría prófugo de la justicia, según medios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *