14 julio, 2024

Museo de la Muerte; honrando a muertos el antiguo cementerio de La Santa Veracruz, en San Juan del Río

Por El Tiempo

San Juan del Río, Qro.- 2 noviembre de 2021.- El 6 de junio de 1853  fue construido el antiguo cementerio de La Santa Veracruz,  en San Juan del Río, después convertido en Museo de La Muerte, fue por aquel año cuando se dio la autorización para la construcción del panteón de los más  adinerados de la periferia, en aquellos años, su edificación se hizo  dentro del llamado  Barrio de Indios y donde don Felicitas Osornio fue el fundador y benefactor de este cementerio.

Fue don Guadalupe Perrusquia Torres quien trazó el proyecto arquitectónico desde donde se puede apreciar un ocaso del sol inigualable por su ubicación geográfica.

La puerta de  la entrada a este antiguo cementerio fue construid muy al estilo neoclásico y desde la entrada en la parte superior se aprecia un bajo relieve esculpido en cantera morena que como significado tiene el triunfo de la muerte, por la plasmada guadaña, corona de laurel y la antorcha hacía a bajo.

 El Panteón de la Santa Veracruz fue rescatado e inaugurado el 24 de junio de 1981, sin embargo, en  1997 fue convertido en un mítico  Museo de la Muerte, ello  con el fin de presentar a los visitantes la manera de llevar a cabo los entierros en diferentes épocas y además, el simbolismo que se presentan en el pensar del ser humano.

Insignes tumbas

Aquí existen alrededor de 950 criptas y tumbas, en donde yacen los restos de varias personalidades, no solo para la historia de San Juan del Río sino del país, entre ellos: el honrado General Juan Bernardo Domínguez y Gálvez, quien nació el 13 de diciembre de 1783 en La Habana, Cuba; hijo del Capitán Juan Domínguez y Gálvez y María Gertrudis de Otero y Roso. El 13 de diciembre de 1795 Juan ingresa como Cadete al Regimiento de Infantería de Louisiana, Nueva Orleans y en 1813 lo enviaron a Nueva España, que desde entonces se convirtió en su nueva patria.

Caracterizado por combatir a los insurgentes desde 1814 hasta principios de 1821, en Valladolid, recibió el grado de Mayor General del Ejercito Trigarante y el 7 de junio tras la capitulación de San Juan del Río, lo ascienden a Comandante del Batallón de la Unión, fue así cuando el fallece el 24 de mayo de 1847 en San Juan del Río y sus restos son colocados en el columbario del hoy Museo de la Muerte.

Aquí está sepultada Francisca Monroy Vélez de 1920, su hijo fue Francisco Monroy Vélez, un querido maestro de música y de quien hoy es recordado en escuelas de San Juan del Río por llevar su nombre.

En este lugar yacen también los restos de Teodoro Delatora Placiere, nativo de Francia y de profesión Ingeniero, por lo que al ser Director de Caminos en México, fue quien trazó la primera carretera de San Juan del Río hacía la ciudad de Querétaro pero al morir el 1 de diciembre de 1858, fue sepultado también en el panteón.

En este Museo de la Muerte está  la tumba  del señor José Saturnino Cos, quien murió el 19 de mayo de 1886, y pidió como último deseo que se colocara en uno de los lugares más transitados, pues creía firmemente en que cada vez que alguien se colocará sobre su tumba, le quitarían pecados.

El lugar cuenta con aproximadamente 950 tumbas, la más antigua, la de la señora Victoriana Cervantes de Martínez, quien murió el 20 de febrero de 1857 y de quien pagaron el sitio a perpetuidad, mientras tanto la más reciente data del año 1967 la de un niño de apellido Layseca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *