28 mayo, 2024

Narcos impiden toma de posesión de un sacerdote, “Fue orden de El Nencho”, denuncia obispo

Por Agencias

Chilpancingo.- 22 febrero de 2022.- El obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, denunció que la organización criminal el Cártel de la Sierra impidió que un sacerdote tomara posesión como párroco en el municipio de Heliodoro Castillo (Tlacotepec), en la sierra de Guerrero.

Rangel Mendoza acusó al supuesto líder del Cártel de la Sierra, Onésimo Marquina Chapa, alías “El Nencho”, de ordenar que no se le permitiera el cambio de sacerdote.

“No se le pudo dar posesión al sacerdote porque los comunitarios de Tlacotepec bloquearon el camino, fue una orden del famoso ‘Nencho’ que no los dejaran pasar. Yo no estoy de acuerdo en que los narcos se estén metiendo en las decisiones de la iglesia”, dijo.

El obispo también acusó al sacerdote saliente de involucrarse con la organización criminal.

“En parte tuvo mucho que ver el párroco que salió, el padre Mota. Si él hubiera arreglado todo, pero como el padre es del mismo pueblo, se alió con estos señores. El padre Mota mal informó al otro párroco, hasta a mí me mal informó. El padre se quiso defender y me echó a estos señores para no poderlo sacar de ahí”, contó.

Siguió: “Una vez hablé con él personalmente. Me dijo que tenía órdenes de allá arriba de no salirse. Yo le dije que “Nencho” no era el obispo, le dije que porque tenía que obedecer a Nencho si yo soy el obispo”.

Rangel Mendoza explicó que al final decidió no asistir para no complicar más la situación. “Si yo iba las cosas se iban a poner de más color, iba a generar más problemas”, dijo.

Contó que días antes envió un mensaje al número privado de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda para pedirle seguridad.
 

Según Rangel Mendoza, la gobernadora le respondió que atendería su solicitud “de inmediato” y que le informaría al secretario de Seguridad Pública, el marino Evelio Méndez Gómez.

“Ese día no hubo nadie, no se apareció por allá nadie, yo no sé si el secretario no le hizo caso a la gobernadora o se hizo menso”, lamentó el obispo.

Hace un par de años, el obispo denunció que el grupo de autodefensa que opera en Tlacotepec lo amenazó con detenerlo para “reeducarlo”.

A este grupo de autodefensa, la Fiscalía General del Estado lo vincula con el Cártel de la Sierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *